viernes, 20 de febrero de 2015

MACETERO O CESTO

Ya asoma la primavera, los almendros han florecido, los pájaros revolotean y  mi terraza se va llenando de flores.


Así que he pensado “vestir “las macetas. Qué mejor excusa para reutilizar un trozo de cuerda que rodaba por casa.


El patrón es sencillo. 

Los materiales: cuerda de un grosor medio (a gusto o habilidad), hilo, algodón o cordón pero de un tamaño más delgado que la cuerda de soporte. Y un gancho.


Se comienza por el fondo, uniendo la cuerda entre sí, y formando una espiral, mediante el hilo y el gancho. Los puntos van aumentando de forma progresiva según aumentamos las vueltas: 6, 12, 24, 30,.. hasta conseguir el tamaño de la base deseado.

Al subir la pared hay que poner atención en hacer los mismos puntos y, al mismo tiempo , sujetar la cuerda para que nos quede por encima de la vuelta anterior. Pero sin estirar.

Si se quieren las paredes rectas, no se aumentan los puntos. Pero si le queremos dar un efecto campana, hay que ir aumentando según la amplitud que le queramos dar (cada 6 puntos por ejemplo) en la primera vuelta de la pared.


Después, se alternan las vueltas con aumentos y las sin aumento. Esto se trabaja según la marcha, según veamos la forma que adopta. Y siempre sin apretar la cuerda.

Al llegar a la boca del macetero se entremete el extremo que queda, y listo.

Si le ponemos asas: sin unir a la vuelta anterior, hacer  pb y  2 cadenetas en unos 20 cm de cuerda; unir a la vuelta anterior dejando una abertura de 10 cm y continuar la vuelta hasta el lugar dónde colocaremos la siguiente asa. Se procede de la misma manera. Naturalmente, las medidas del asa son orientadoras.

Es un macetero fácil de hacer y con un resultado muy bonito. Podemos darle variedad al utilizar hilos de colores alegres para unir la cuerda.

Otra alternativa es hacerlos con trapillo en lugar de cuerda.


Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario