jueves, 2 de abril de 2015

OSO HUG

Hace tiempo que encontré una lana rizada, me encantó y la compré (¡que le iba a hacer¡).

Y al cabo del tiempo encontré el uso para ella: un oso adorable.

La foto que me inspiró la encontré en Pinterest: un oso cabezón, que parece pedirte un abrazo.

Así que me puse manos a la obra para sacar el patrón y el resultado me encanta. Aunque, trabajar el ganchillo con este tipo de lana resulta muy difícil.






Mide 34 cm de altura. El hocico y la panza son de fieltro. Esto permite jugar con texturas agradables a los niños y niñas que interactúen con él. 






El mejor compañero de los sueños de los más peques.




No hay comentarios :

Publicar un comentario